Aunque parezca un “sin sentido“ es imposible no comunicar.

Aunque no digamos nada siempre estaremos comunicando, solo el 7% es contenido en la comunicación, un 70% es postural y el 23 % el tono.

Es muy importante saber qué queremos decir y cómo lo decimos. Debemos saber que una misma frase se puede decir de al menos de 15 formas diferentes y con esa forma de decirlo adquirirá un significado diferente.

Existe una ciencia que estudia estas y muchas más reflexiones sobre la comunicación. Se llama PNL, Programación Neurolingüística y en este enlace considero que podréis conseguir una visión global de en lo que consiste.

Aconsejo a todo el mundo que tenga oportunidad se acerque al conocimiento de esta disciplina, es un campo para trabajar tanto a nivel personal como profesional, te ayuda a definir tus objetivos y a concretar una estrategia para su consecución y todo ello basándose en el conocimiento de uno mismo y por ende en el de los demás. Sólo con algunas de sus cuestiones básicas, ya encontrarás utilidad real y podrás ver lo que te podría aportar a ti y a tu trabajo.

Aquél al que le pueda parecer interesante este tema, que no dude en preguntarme por mi experiencia personal y os recomendaré el curso que yo misma he realizado, dirigido por Fernando Dalgalarrondo ó algún libro al respecto muy interesante.

Mª José Punzano

Adjunta a Dirección y Responsable Comercial