El taller ha supuesto un avance muy significativo. Tanto el colectivo profesional Punzano, como cada uno de los asistentes que también lo conforman, hemos dado un importante paso, centrándonos de una manera mucho más individualizada en las acciones personales y estrategias empresariales a desarrollar para continuar en la mejora profesional de cada uno de nosotros.

Nos hemos asignado tareas y hemos establecido plazos para conseguirlas. Es momento de iniciar la acción de una manera conjunta, como equipo profesional, respaldados los unos por los otros y trabajando en una misma dirección para conseguir los objetivos que todos nos hemos propuesto.

Gracias a la herramienta Project, nueva para la mayoría, vemos lo útil y necesario que resulta realizar una buena planificación del tiempo y de las tareas para poder trabajar de manera ordenada y optimizando el esfuerzo que empleamos en cada una de ellas.

Como ya todos nos hemos dado cuenta, en la actualidad es imprescindible que sepamos aportar al mercado aspectos como: la diferenciación, especialización y el valor añadido, que nuestros clientes potenciales valoren, aplicándolo a cada uno de los casos concretos. Porque no es que no haya trabajo, es que sólo lo hay para aquellos que son capaces de ofrecer estos valores, posicionándose por encima de sus competidores.

Para conseguirlo y en función de cada caso en particular, avanzaremos en aspectos como:

– El diseño del dossier comercial.

– El diseño del plan de contactos / visitas (bien sea de empresas o de clientes potenciales).

– Preparación de entrevistas, currículum (físico, virtual, audiovisual…).

– Preparación de carta de presentación.

Paradójicamente hoy, época convulsa, es cuando tenemos la oportunidad de ser los dueños de nuestra vida profesional, sólo avanzando, evolucionando nuestro modo de entender el mundo y comprendiendo que existen otras realidades donde yo y mi futuro como profesional tenemos cabida, conseguiremos hacerlo.

Ese cambio de mentalidad reside en comprender cosas como que ya no se van a realizar contrataciones por hacer trabajos manufactureros, sino por hacer trabajos donde consigamos mejorar la situación de la empresa o persona que nos contrata. Ya no buscamos trabajo, ahora ofrecemos servicios. Ya no vendemos, satisfacemos las necesidades de nuestros clientes para conseguir su máxima complacencia, aportando cosas que el resto de empresas no aportan.

Y como conclusión destacar la actitud proactiva y decidida de todos, nos anima e ilusiona a continuar con todos los medios que estén en nuestra mano.

Esther Ferrer Flor

Responsable Comercial de Punzano Hijos, S.L.