Cuando nos planteamos montar un negocio debemos pensar varias cosas, primero que tipo de negocio queremos, segundo a que público queremos enfocarlo y tercero que tipo de decoración nos gustaría. Ya que según la decoración que utilicemos las dos primeras opciones se veran afectadas. Ahí entra en juego el papel del interiorismo.

Sin dudas, entre los distintos tipos de locales y espacios comerciales uno de los que requiere en mayor medida de un estilo decorativo pensado de acuerdo a su estilo y personalidad son los bares, confiterías y toda clase de locales nocturnos.

La imagen de un negocio puede definir en muchos casos su éxito comercial.Si se utiliza una decoración seductora y caracteristica, en base a lo que tu quieres ofrecer, ya que se podria considerar una carta de presentación.Hay que tener en cuenta que el mobiliario sea extremadamente estable y durable. Estas condiciones resultan especialmente importantes en un mobiliario pensado para un uso público y constante. El mueble permite además crear nuestro propio estilo, seleccionando entre varias formas, modelos y colores.

Una cosa muy importante es la luz, depende si queremos crear un ambiente agradable en el que la gente se acomode y pase largas estancias de tiempo utilizaremos una luz concreta, en cambio si queremos que la gente agilice su estancia en el local colocaremos otro tipo de luz para que la gente no se sienta tan cómoda.

La decoración de interiores es eminentemente visual, al igual que el diseño de los espacios. Sin embargo, la ambientación puede incluir otros factores, que inciten sentidos diferentes. Aromatizar el ambiente, por ejemplo, nos permite crear una atmósfera placentera en nuestro negocio.

En el ámbito de las oficinas es importante tener en cuenta que en la actualidad los centros de trabajo requieren espacios abiertos, flexibles y dotados de la suficiente versatilidad como para hacer frente a exigencias que van variando en el tiempo.

ITZIAR2Itziar López Punzano

Auxiliar Interiorismo