Este dicho se convierte en realidad en el mundo empresarial gracias un grupo de empresas de la provincia.

Hace algunos días nos visitó uno de los componentes de este grupo de empresas. Entre unos de los temas que tratamos fué el funcionamiento de este complejo de empresa.

Cuando hablamos de un grupo de empresas siempre pensamos de varias empresas lideradas por una misma dirección o por la misma persona; pero este caso es diferente.

Está compuesto por diferentes empresas totalmente independientes unas de otras, con gerentes independientes, por sectores diversos, desde el industrial hasta el inmobiliario, pero todos con un mismo objetivo; crear negocio.

La filosofía de este grupo ha salvado la competencia entre empresas, no compiten entre si, se apoyan unos a otros y todo fruto de querer salvar los tiempos dificiles, de hecho se constituyó cuando empezó esta crisis.

Bajo mi punto de vista este grupo ha funcionado por:

  • la pluralidad de empresas e inversores que la componen
  • la libertad que tiene todos los componentes del grupo en participar en los proyectos que se plantean
  • la independencia de cada una de las empresas para trabajar fuera del grupo
  • que los trabajos que realiza el grupo siempre son realizados por empresas del grupo (siempre que estén dentro del precio de mercado)
  • la no competencia dentro del grupo
  • el dinamismo que presentan los componentes

Gracias a estos principios han logrado internacionalizar sus inversiones, se han afianzado en el territorio nacional y tienen en mente un sin fin de proyectos pendientes de desarrollar.

Organizaciones como estas son las que verdaderamente pueden hacer cambiar esta situación, dejémonos ya de ponernos la zancadilla los unos a los otros y pongámonos todos a empujar en el mismo sentido, por que la unión hace la fuerza.

Un saludo

José Manuel Pascual,

Responsable Área Técnica