La ayuda de la domótica

Todos hemos oído hablar de la domótica en viviendas, ¿la podemos aplicar a nuestros negocios?

Desde luego, puede ser una ayuda muy importante. La domótica no es solamente una herramienta para tener un gran confort, puede ser una herramienta de trabajo. La podemos utilizar desde el movimiento de elementos motorizados hasta la gestión de stock.

Pongamos ejemplos que se puede lograr con un sistema domótico:

  • Subida y bajada de persianas: podemos programar el funcionamiento de estos elementos, incluso controlarlos desde nuestro teléfono móvil, así pues si queremos que los días festivos nuestro escaparate esté visible, simplemente con un mensaje las podemos movilizar.
  • Encendido y apagado de iluminación: de forma muy similar podemos gestionar la iluminación de nuestro negocio
  • Creación de ambientes: muchos negocios tienen diferentes ambientes a lo largo del día, un ambiente más relajado a primera hora, más dinámico en horas puntas, incluso algunos cambian de día a la noche. Podemos programar iluminación y sonido para crear diferentes ambientes según las necesidades del momento; por ejemplo en un bar durante el día y parte de la tarde se busca un ambiente para conversar (luminosidad, música suave), por la noche se busca un ambiente más intimo, con más marcha (iluminación tenue, música elevada).
  • Control de instalaciones: podemos hacer que las instalaciones funciones según las necesidades que se precisen de forma automática, utilizando los detectores determinados podemos hacer que se pongan en funcionamiento; por ejemplo: el ambiente del bar está muy cargado, automáticamente la sonda lo detecta y pone en funcionamiento la extracción y para que no se note una variación de la temperatura se pone en marcha el equipo de climatización.
  • Seguridad: podemos controlar nuestro negocio con web-cam desde nuestro movil, o que nos lleguen avisos si salta la alarma de incencios, inundación, fugas de gas… (para todo ello hacen falta instalar detectores especificos)
  • Gestión de stock: podríamos hacer que el sistema nos avisase de la falta de algún producto en nuestro almacen, incluso podría hacer que nos generase los pedidos mediante internet.
  • Limpieza: ya existen aspiradores inteligentes que recorren nuestro negocio y lo mantienen limpio, detectando obstaculos, cambios de nivel,… incluso se recargan automáticamente cuando se encuentran faltos de batería.
  • ¿Que necesitas…?

Estos son algunos ejemplos en los que se puede aplicar la domótica en un negocio, todo es plantear la necesidad y cubrirla con el sistema. En la actualidad prácticamente se puede realizar todo.

José Manuel Pascual,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *