Primero la persona, luego la casa II