Financiación colectiva: personas desconocidas que pueden convertirse en tus inversores

Financiación, financiación, financiación. Actualmente a la hora de sacar adelante un proyecto parece que esta palabra lo abarca todo. Nosotros pensamos que sí… y que no.

Hace unas semanas estuvimos en una charla sobre el Crowdfunding, un fenómeno también conocido como financiación colectiva. En otras palabras: una alternativa cada vez más fuerte ante la ausencia de financiación a través vías hasta ahora más tradicionales como las entidades financieras o las subvenciones públicas. La reflexión es: si tengo un proyecto y necesito dinero para poder sacarlo adelante, ¿por qué intentar buscarlo en un solo lugar? Ahora, a través de Internet, personas desconocidas interesadas en tu proyecto podrán apostar por él convirtiéndose en tus inversores.

Todos los ponentes coincidieron en que el sector de la cultura y las industrias creativas es el que más fuerza o mejores respuestas obtiene en este tipo de financiación, además de que fue el pionero en España. La explicación tiene lógica: si tu director de cine favorito te pide, por ejemplo, diez euros para hacer su nueva película, ¿cómo negarte? Y sumando muchas participaciones de 10 euros hay proyectos de cine, de música o de cómic que han salido adelante gracias al apoyo de sus ‘fans’. Y es que, como se destacó en varias ocasiones a lo largo de la tarde, ‘tener una comunidad online detrás de tu proyecto es fundamental para que el crowdfunding funcione’. ¿Puede tu proyecto conectar con la motivación o el interés del público? Porque si es así, tienes muchas posibilidades de encontrar en el Crowdfunding una respuesta.

[De nuevo, como tantas veces comentamos en Punzano, la importancia de formar parte de ‘la comunidad’ del Social Media y de tener presencia en el infinito mundo de oportunidades de Internet].

Las claves básicas a tener en cuenta si estás pensando en la microfinanciación colectiva:

1.- Muévete en redes. Crea tu propia comunidad con la que poder compartir tu proyecto.

2.- El cliente tiene la razón, y en este caso el cliente se convierte en el centro, porque será tu propio cliente potencial quien te financie.

3.- Transparencia y responsabilidad. La ausencia de ambas, en el 2.0, se castiga mucho.

4.- Sé creativo a la hora de contar tu proyecto en las redes sociales. Busca visibilidad y buena reputación.

5.- Los plazos son muy importantes. Marca una fecha límite (el plazo óptimo es de 80 días) para que la gente pueda hacer su aportación; si sienten que tienen mucho tiempo por delante, se relajan. Además, plantea un proyecto escalable, es decir, paso a paso. No pidas todo el dinero de golpe; comienza una primera fase, demuestra que tu proyecto es sostenible, y después siguen con la segunda.

6.- Define la contraprestación que tendrán tus inversores y recuerda que no debe ser necesariamente monetaria. Por ejemplo, en vez de recibir un porcentaje de los ingresos del proyecto, puedes agradecer el apoyo con los agradecimientos en un disco, dándole una atención especial a los inversores como hacer un concierto en privado sólo para ellos… Estos son ejemplos del ámbito cultural, pero lo importante es buscar la manera de que quien ha apostado por tu proyecto cuente con un valor extra que el resto de público.

Si quieres conocer algunos casos de éxito o ver las ponencias de la charla, visita el blog de los organizadores, BlackBox_Innova y encontrarás toda la información. Y por si te mueves en Twitter, los ponentes fueron: Carlos Albaladejo (@albaladejo) de Black Box Innova (@bbinnova), compartió mesa y reflexiones junto a Enric Senabre de Goteo (@esenabre), Ángeles Portillo de Churba & Portillo (@zanguanga) y David Torres de CERAI (@davidtaron).

Nuestra conclusión: la financiación es una parte importante de un proyecto, y por eso hablamos de ella, pero no es la única. Las ideas, el valor, la capacidad de gestión, la ilusión, la búsqueda de oportunidades… son también una parte importante de un proyecto y son también una parte que, si está bien planteada, atraerá esa financiación.

Seguiremos hablando de todo lo que implica ser emprendedor y ser empresa. Porque nos gusta y porque estamos en disposición de ayudarte.

María Luisa Lucas

Comunicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *