¿Has decidido emprender en solitario?

Pues bien lo podrás hacer como autónomo (empresario individual) o constituirte como una sociedad mercantil (persona jurídica).

La contestación a esta pregunta no siempre va a ser la misma, tendrá mucho que ver con la actividad que quieres desempeñar, el capital de que dispongas, las responsabilidades que vayas a tener que soportar…

Te enumeramos aquí algunas diferencias por emprender como empresario individual o como una sociedad mercantil.

Costes de constitución:

  • Individual : sin coste alguno ni de tiempo ni de dinero
  • Sociedad: se necesita alrededor de un mes en cuestión de trámites ya que quien constituye la sociedad es una persona jurídica y un depósito de 3.006 € que exige la ley como capital social mínimo (que después puedes disponer), además de unos 1.000 € entre gastos de Gestor, Notaría, Registro Mercantil y Hacienda.

Costes de mantenimiento: valores aproximado

  • E.I. unos 50 € mensuales de asesor
  • S.M. unos 200 € mensuales de asesor

Responsabilidad:

  • E.I. asume la responsabilidad con su capital presente y futuro
  • S:M: solo asume la responsabilidad con el patrimonio y las aportaciones sociales

A efectos tributarios: desde el momento en que se da de alta la actividad se adquiere la obligatoriedad de presentación de cuentas aún con pérdidas..

  • E.I.: tributa por el IRPF entre el 24% y el 43% dependiendo de los ingresos y de lo que individualmente se pueda deducir.
  • S.M.: tributa por el I.S. un tipo único del 25% (empresas de reducida dimensión)

La diferencia está en que la S.M. se puede deducir el 100% de los gastos de la empresa, no siendo así en el caso de E.I., cuya “nómina” no se va a poder reflejar como gasto, ni tampoco muchos de los gastos relacionados con la actividad, por ejemplo el autónomo que trabaja en su casa puede desgravarse parte de los gastos que conlleva su actividad sin llegar a pasarse en exceso.

Con estas premisas básicas, puedes estar en condiciones de decidir cual va a ser la forma jurídica más conveniente en tu caso y si no es así o tienes dudas, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos, bien personalmente o bien con nuestro asesor Fiscal Laboral que está a tu entera disposición a despejarlas y poder decidir la actividad empresarial que más te convenga.

En los próximos artículos continuaremos dándote consejos sobre cómo emprender tu propio negocio asegurándote de que sea todo un éxito.

Alicia Castelló Escoda

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *