Gestión de la Edad como Estrategia Empresarial (I de III)

Nueva realidad seniorEl 43% de la población activa tiene más de 45 años (datos del INE) y se prevé que esta cifra aumente hasta el 59% en los próximos diez años.

Si lo pasamos al mundo empresarial,  más de la mitad de los empresarios actuales tienen más de 45 años y cuatro de cada diez colaboradores también, conviviendo con nuevas generaciones que han nacido en la era digital. Esto plantea retos de gran importancia en la eficiencia empresarial.

Tal vez tu empresa sea una de éstas. Si es así, seguramente te enfrentas a los siguientes retos:

Rosto-y-mente-de-seniorsSin embargo, esto no tiene porqué ser siempre así. Con una adecuada Gestión de la Edad como una de las estrategias esenciales en la empresa actual, el reto se convierte en una oportunidad de crear valor para la empresa.

Cuando hablamos de Gestión de la Edad como Estrategia, nos referimos a diseñar una política que evite tener que gestionar el caso a caso. Nos referimos a implementar, como parte de la cultura empresarial, iniciativas y prácticas que vayan abordando los retos que plantean los seniors, a medida que van alcanzado las distintas franjas de edad para asegurar que su contribución siga siendo óptima en cada etapa.

Sénior y JuniorEsta estrategia tiene además efectos complementarios muy positivos en los jóvenes y los de mediana edad, que observan y reflexionan sobre cómo serán tratados en el futuro, a medida que vayan acercándose a esas franjas de edad.

La Gestión de la Edad como estrategia de empresa supone dibujar el mapa de edad de la plantilla y diseñar el ciclo de soluciones por el que cada empleado va a pasar a medida que va cumpliendo años en la empresa: desde su reciclaje, su posible reposicionamiento interno, su labor como mentor de otros séniors, compañeros de mediana edad,  de jóvenes o de los nuevos potenciales colaboradores a incorporar. Observando la posibilidad de su labor intraemprendedora a tiempo parcial o total en esta etapa previa a su jubilación. Con posibilidades de seguir siendo útil después de estar complementando su economía con ingresos añadidos que le eviten perder poder adquisitivo en su nueva etapa vital , fruto de una buena Gestión de la Edad.

En definitiva, soluciones creativas y positivas que hacen de tu empresa un buen lugar para trabajar y para jubilarse, en beneficio de todos. Se abre un mundo de oportunidades. Contáctanos y seguimos hablando de cómo nos comprometemos a resultados con tu empresa para el éxito de esta importante y delicada gestión.

Artículos complementarios sobre Gestión de la Edad:

Evitar despidos no deseados. Gestión de la Edad (II de III)

Indeminzación por despido. De coste a inversión. Gestión de la Edad (III de III)

 

Carmen Ojeda y Prudencio López