Indemnización por despido. De coste a inversión. Gestión de la Edad (III de III)

Despedir a un colaborador, cuando además es por razones no imputables a él, es siempre un trago extremadamente doloroso.
Si te has visto alguna vez en esa situación o la estás viviendo ahora, sabrás que tiene un enorme impacto emocional y psicológico en ambas partes. Pero no solo eso.

También impacta en el estado de ánimo y la motivación de las personas que se quedan y en el prestigio de la empresa.

Y además tiene un coste económico que, a veces, es difícil de asumir:

¿Cómo evitarlo? ¿Existen soluciones que permitan transformar este problema en una solución donde todos ganan? Desde luego que sí.

Aunque te parezca difícil, es posible recorrer ese camino logrando que:

Sénior satrisfecho en compañía¿Pero cómo?

Existen múltiples fórmulas y herramientas con las que cuentan nuestros mentores especializados en Gestión de la Edad. Por dar sólo un par de ejemplos:

Combinando adecuadamente estas soluciones y adaptándolas a las necesidades Win Win Ireales de la empresa y las aspiraciones del colaborador, es definitivamente posible convertir esta mala experiencia en una posibilidad de futuro para todos, pasar de vivirlo como un coste psicológico, social y económico a una inversión rentable y positiva.

 

Artículos complementarios sobre Gestión de la Edad:

La Gestión de la Edad como Estrategia. (I de III)

Evitar despidos no deseados. Gestión de la Edad (II de III)

 

 

Carmen Ojeda y Prudencio López