Coliving. Nueva Realidad: Vivienda y apoyo profesional

En esta “Nueva Realidad” en la que estamos inmersos, disfrutar de una vida con mayor autonomía y privacidad entre amigos, va a resultar, además de especialmente placentero, una de las bases más sólidas y provechosas para un desarrollo profesional en cualquiera de las etapas de madurez. Muchas personas, llegadas estas etapas, deciden que su vida profesional no está agotada, que todavía tienen mucho que aportar a  la sociedad y empiezan un nuevo camino que, en la inmensa mayoría de los casos, responde a sus auténticas vocaciones.

Se trata de un nuevo paradigma económico, la llamada “Economía Plateada, con el nicho de mercado más grande y con más capacidad adquisitiva en todo Occidente, los séniors. Estamos ante una nueva avalancha de profesionales maduros, desde los 50 en adelante, denominados  “Golden Workers” o “Trabajadores de oro“, con experiencia, conocimientos, fortaleza psíquica y física para competir eficientemente, que están cambiando, mejor dicho, están dándole la vuelta, al edadismo (o discriminación por razón de la edad) y a la exclusión de los roles sociales de las personas en sus distintas etapas de madurez. Es lo que nuestra compañera Laura Rosillo llama la “Revolución Madurescente“.

Y esto va a ser especialmente propicio en un ambiente de Vida “CoLiving” que es la unión entre lo profesional y el cohousing. Tanto entre personas séniors, como en grupos intergeneracionales, donde los mayores están integrados. Se trata de soluciones de hábitat brillantes y sencillas a la vez: comunidades de viviendas diseñadas para que sus habitantes tengan espacios de convivencia común y se den apoyo mutuo de forma complementaria. De esa forma, se facilita la creación de redes profesionales donde los Senior tienen mucho que decir. A su favor tienen, entre otras bazas importantes, las estadísticas: los emprendedores séniors tienen cuotas de éxito empresarial superiores a los jóvenes y son más confiables para los inversores.

Hoy, para competir profesionalmente, es preciso manejar bien algunos tipos de habilidades diferentes, cuidando al tiempo las áreas técnica, financiera, de comunicación y de comercialización, las relaciones humanas, y la combinación de todas ellas en una base de misión, visión, valores y objetivos cuantitativos y cualitativos, precisados de una continua adaptación al cambiante entorno y una conjugación de sus acciones para empujar con congruencia todos los frente de forma armoniosa.

Desde este principio, y el de la nueva realidad profesional donde lo que realmente cuenta es el valor añadido en talento, utilidad y eficiencia, para ser capaces de ofrecer nuestros servicios, mejor y antes que nuestros competidores, florece el principio de creación de grupos, en constante proceso de mejora, con fines comunes: el de su realización personal, también a través de su labor, y el de la mejora de su economía durante todos los años que lo permitan sus cambiantes capacidades físicas y mentales.

Nos encontramos con que las habilidades adquiridas con la experiencia profesional y vital pueden ser de gran utilidad, tanto a  personas coetáneas, como  otras de cualquier edad y tipo social. Incluso resultan muy útiles a las empresas pequeñas y grandes, por su propuesta de labor por proyectos y su potencial especialización y alta responsabilidad.

Y como la mejor forma de expresarlo es a través de la practicidad, proponemos aquí algunos campos de desarrollo profesional,  que igualmente compartimos con los grupos humanos en los cohousing, para que identifiquen el que aúna aquello que aman hacer, con lo que les permite conseguir sus metas económicas y vitales:

En definitiva, sabemos que estamos ante una revolución sénior imparable, cuyos partícipes no sólo se niegan a ser “dejados de lado”, sino que están en marcha para seguir siendo activos y útiles a una sociedad que no se puede ni debe permitir el lujo de prescindir de la experiencia, el talento y la energía vital de un colectivo que cada vez adquiere un peso mayor en la distribución de la población.

Feliz convivencia en cualquiera de las etapas de tu madurez, estimadas personas séniors.

Artículo publicado en Economía3 en

carmen-ojedaPrudencio-lopez

Carmen Ojeda                 Prudencio López